Nuevas redes para el Tolima son construidas por Energía de Pereira

Energía de Pereira sigue transformando territorios y contribuyendo a la calidad de vida de los colombianos, esta vez con la ejecución de nuevos proyectos en el Tolima.


Como parte de sus negocios asociados, Energía de Pereira está ejecutando dos proyectos en el Tolima para la construcción de nuevas líneas de energía. Estos contribuirán a mejorar la prestación del servicio en este departamento y a su vez representan mayor capital para la Compañía.

Proyecto Tuluní – Castilla

Se trata de la construcción de un nuevo circuito, una línea de energía a 34,5 kV con una longitud de 57 kilómetros, que atraviesa los municipios de Chaparral, Coyaima y Ortega.

Esta obra consiste en la adecuación de una segunda red que alimentará estas zonas, con el propósito de mejorar la confiabilidad, continuidad y calidad del servicio de energía. El proyecto beneficia a más de 26.000 familias y actualmente está en la fase de documentación final, puesto que las obras ya cumplieron.

Proyecto: Tuluní – Planadas – Río Blanco

Esta obra corresponde a los primeros proyectos de Obras por Impuestos que se aprobaron en el país, para las Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado (ZOMAC), y es el único proyecto de energía que se aprobó en ese primer año de implementación de la iniciativa.

Recordemos que las obras por impuesto son un mecanismo que se adoptó en la reforma tributaria del 2016, con la cual se les permite a las empresas destinar los recursos de sus impuestos para la ejecución de obras de inversión, con objetivo social en las zonas impactadas por el conflicto armado. Esto con el fin de que el sector privado genere desarrollo, empleo, mejore las capacidades productivas y aporte al cierre de brechas socieconómicas en las comunidades.

En este caso, esta obra se realiza con los impuestos del 2017 de Enertolima (Hoy Latin American Capital) quienes contrataron a Energía de Pereira para la realización de la labor. Con este proyecto se está realizando la construcción de un segundo circuito a 34,5 kV, con una longitud de 78 kilómetros, para garantizar la atención de la demanda a los habitantes en la zona sur del Tolima y mejorar las condiciones del servicio requeridas.

Esta red impactará directamente a los municipios de Planadas, Rioblanco, zona rural de Ataco y las veredas de Chaparral, municipios que cubren una extensión de 5.932 km2 y cuentan 124.330 habitantes, de los cuales se estima que alrededor de 60.000 de ellos resultarán beneficiados.