El FMI prevé la continuidad del rally en Wall Street pese a las altas valoraciones y la inflación

El FMI prevé que el rally del mercado bursátil estadounidense continúe a pesar de las elevadas valoraciones alcanzadas y del reciente repunte de rentabilidades de la deuda soberana. Wall Street seguirá sostenido en el corto y medio plazo gracias al fuerte crecimiento económico que se prevé y a los potentes estímulos monetarios y fiscales, según ha reconocido hoy Tobias Adrian, director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI.

“Estamos en otra revolución tecnológica, un poco como 1999, y podría haber un ajuste en algún momento. Pero supongo que en el corto plazo, y quizás en el mediano plazo, las condiciones financieras se mantendrán acomodaticias y los mercados seguirán en auge “, dijo Adrian.

Los mercados de valores cotizan “significativamente” por encima de sus fundamentales, lo que genera preocupaciones sobre el “exceso en la toma de riesgos”, advirtió hoy en cualquier caso el FMI en su Informe de Estabilidad Financiera Global

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha alertado también de que la recuperación a dos velocidades que existe a nivel global entraña riesgos para la estabilidad financiera. El Fondo ha explicado que el apoyo público ha sido “extraordinario” durante esta crisis y que gracias a ello se han logrado unas condiciones financieras holgadas y se han contenido los riesgos para la estabilidad financiera.

“Sin embargo, las valoraciones de los activos parecen estar bajo presión en algunos segmentos y las vulnerabilidades financieras se están elevando aún más en ciertos sectores. Una repreciación del riesgo en los mercados y el endurecimiento asociado de las condiciones financieras podrían interactuar con dichas vulnerabilidades”, ha alertado el organismo que dirige Kristalina Georgieva.

El FMI percibe que existe un riesgo de que una recuperación económica “asíncrona y divergente” tenga como consecuencia un endurecimiento de las condiciones financieras y una salida de capitales de las economías avanzadas, sobre todo si los países desarrollados normalizan antes su política fiscal y de estímulos y se produce un alza de los tipos de interés.

En paralelo, el Fondo ha alertado de que las condiciones financieras “muy acomodaticias” pueden tener “consecuencias no deseadas”. Si no se solucionan estas vulnerabilidades de forma macroprudencial, la institución teme que se vuelvan problemas “estructurales”.

“En muchos países, el sector corporativo está emergiendo de la pandemia sobreendeudado, aunque con notables diferencias entre los tamaños de empresas y los sectores”, ha indicado el organismo. El mayor estrés de la crisis se ha situado en las pequeñas empresas, aunque en el caso de los sectores más afectados (hostelería o aviación), los problemas son generalizados independiente del tamaño de la compañía.

A corto plazo, el FMI ha instado a los gobiernos a que mantengan los apoyos y los estímulos, aunque ha afirmado que es necesario que se adopten nuevas medidas para “proteger” la recuperación y para “solucionar” las vulnerabilidades existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *