Inminente alza en tasas de interés, insinúa Banrepública

La rápida recuperación de Colombia y la creciente presión inflacionaria significan que el banco central deberá reducir la cantidad de estímulo que está proporcionando a la economía, dijo Leonardo Villar, gerente general del Banco de la República.
“Vimos la necesidad de comenzar a reducir la magnitud del estímulo”, señaló Villar en una presentación, refiriéndose a la discusión de la junta del banco en su última reunión de política en julio. “Eso no significa eliminar el estímulo por completo”, agregó.
El banco comenzará a subir las tasas de interés “gradualmente”, dijo, sin especificar cuándo iniciará.
Los analistas encuestados por el banco central pronostican el primer aumento de tasas en más de cinco años cuando la junta se reúna el 30 de septiembre.
Los bancos centrales de América Latina están subiendo las tasas de interés, y todas las principales economías de la región ahora se ven afectadas por una inflación superior a la meta.
Chile sorprendió a los operadores la semana pasada con su mayor alza en las tasas de interés en dos décadas, y Brasil, México y Perú han aumentado los costos de endeudamiento en los últimos meses.
Colombia es la única gran economía de la región con metas de inflación que aún no ha comenzado a retirar el estímulo monetario que implementó tras la pandemia el año pasado.
En julio, el Banco de la República dejó su tasa de interés en un mínimo histórico de 1,75%, diciendo que el aumento de los precios al consumidor era temporal. Sin embargo, desde entonces, la inflación anual en agosto se aceleró hasta el 4,4%, por encima del límite superior del rango meta.
“En este momento las expectativas de inflación permanecen ancladas en el sentido en que los actores económicos en las encuestas sugieren que la inflación está subiendo temporalmente, pero que el próximo año volverá a la meta y en los años subsiguientes se mantendrá alrededor de la meta del 3%”, dijo Villar.
“Aunque está al margen, esas expectativas han aumentado, por lo que debemos ser muy cautelosos”.
El banco prevé que la economía crecerá un 7,5% este año tras una contracción record en 2020. Bibiana Taboada, codirectora del banco central, dijo a principios de esta semana que el emisor intentara que el aumento de tasas sea “gradual en la medida de lo posible, para mantener el estímulo que la economía todavía requiere”, apuntando a la debilidad del mercado laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *