120 mujeres le ponen el alma a la reactivación económica de Risaralda

Luz Amanda, desplazada por la violencia; María Cristina, madre cabeza de hogar;  Estella, abuela y María Sorany, líder campesina, hacen parte de las 120 mujeres que le ponen el alma a la reactivación económica de Risaralda, a través del  programa “Desarrollo con sentimiento de mujer”, una programa bandera y del  corazón del Gobernador Victor Manuel Tamayo Vargas, para que mujeres de diferentes municipios del departamento, se capacitaran y se convirtieran en empresarias.

Este proyecto cuenta con una inversión cercana a los  $700 millones, beneficiando inicialmente a mujeres en condición de vulnerabilidad de Apía, Mistrató, Pueblo Rico, La Virginia, Dosquebradas, Belén de Umbría y Santuario. La meta de la Gobernación de Risaralda es que el programa llegue a todo el departamento.

El programa no solo implica capacitar a las mujeres en procesos de confecciones, es una transferencia de conocimiento integral, porque también incluye aspectos importantes como generar competencias para el ser, a través de formación en habilidades blandas, talleres de liderazgo, auto reconocimiento y gerencia del proyecto de vida. Igualmente se busca generar competencias en formación en cooperativismo, emprendimiento e impulso a la formalización.

En la ejecución de este proyecto, se cuenta con aliados estratégicos entre los que se destacan, empresas privadas del sector de confecciones, quienes funcionan como empresas anclas que se encargan de comprar los productos realizados por las mujeres beneficiadas.

A pesar de que el programa nació en pandemia, ya ha alcanzado importantes logros en lo relacionado a las capacitaciones y generación de recursos. Por ejemplo, está el trabajo con la asociación Creando Sueños que reporta a la fecha, alrededor de $25 millones en ingresos, gracias a la comercialización de insumos médicos y prendas de vestir, acción que se efectúa con el apoyo de una reconocida empresa del departamento.

También está el caso exitoso de la cooperativa industrial de madres cabezas de hogar La Virginia (Coopinmacaho), que ya ha logrado ventas cercanas a los $45 millones con la elaboración de tapabocas, camisetas e insumos médicos, entre otros.

El empoderamiento económico de la mujer nos sirve a todos como sociedad, y es muy necesario en una economía que busca la reactivación.

Con mujeres empoderadas en la economía, en la política, en la familia y en todos los ámbitos de la sociedad, vamos a dar pasos firmes y seguros hacia el verdadero desarrollo, con crecimiento económico e impacto social.

El reconocimiento del programa ha trascendido las fronteras de Risaralda, siendo la única experiencia del departamento que participa en el Premio Nacional de Alta Gerencia en 2021 del Departamento Administrativo de la Función Pública, específicamente en la categoría Experiencias que nacieron para quedarse COVID – 19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *