“Risaralda sin Hambre” apertura nueva modalidad para el beneficio de 6000 niños indígenas

Esta modalidad está orientada a disminuir las cifras de desnutrición y muerte en la comunidad indígena, que en Risaralda corresponde al 47.3% de los casos totales reportados en el departamento por esta situación.

Los refrigerios se planearon con base a las prácticas culturales de los indígenas, por lo cual no necesitan preparación y se garantiza el consumo inmediato.


Dando cumplimiento a uno de los compromisos que el gobernador Victor Manuel Tamayo hizo con las comunidades indígenas, la secretaría de Mujer, Familia y Desarrollo Social iniciará la quinta modalidad de seguridad alimentaria: “Refrigerio”, con la cual se espera mejorar las condiciones nutricionales de 6000 niños y niñas menores de 7 años.

Elizabeth Diosa, titular del despacho aseguró que los refrigerios llegan a los resguardos indígenas la última semana de este mes y especificó como estarán compuestos “este es un programa que va dirigido exclusivamente a los niños indígenas, entre uno y siete años de edad que no sean beneficiarios del PAE, la complementación nutricional consiste en caja personal de Bienestarina liquida, galletas y un componente calórico. De esta manera esperamos contribuir a la disminución de los índices de desnutrición y muertes asociadas a desnutrición”.

De igual forma, la funcionaria precisó que esta posibilidad se da gracias a la gestión del mandatario departamental ante la dirección nacional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, teniendo en cuenta las prácticas culturales de los indígenas para la preparación de la Bienestarina en polvo. Cabe aclarar que la bienestarina liquida solo se distribuye en regiones específicas del país, lo que representa un logro para este departamento.

La priorización de los niños se realizó con la colaboración de los gobernadores indígenas de cada uno de los municipios de Risaralda con el ánimo de beneficiar a quienes realmente requieren esta ayuda.

Jorge Eliecer Arce, integrante del Consejo Regional Indígena de Risaralda y oriundo de Quinchía se refirió a la nueva modalidad: “esta noticia la recibimos con mucho agrado teniendo en cuenta que vamos a recibir un apoyo para la nutrición de nuestros niños, buscando abatir la desnutrición en nuestras comunidades ya que en nuestros territorios han muerto niños y niñas de desnutrición, con este programa esperamos mejorar la calidad de vida de nuestros menores”.

De acuerdo con el reporte de SIVIGILA, a la última semana de julio de este año se tiene notificación de 79 niños menores de 5 años con desnutrición aguda moderada o severa de la etnia Embera, Embera Katio y Embera Chamí, lo cual corresponde al 47.3% de los casos totales reportados en el departamento y el fallecimiento de dos niños indígenas por desnutrición.

Adicional al enfoque étnico infantil, la modalidad de Refrigerios dispone de 3500 cupos para beneficiar al mismo número de personas, entre ellos adultos mayores, madres gestantes y niños de comunidades vulnerables y cuyas condiciones nutricionales ameriten un suplemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *