Vigilar la calidad del aire es prioridad para la CARDER

  • La CARDER dispone de siete equipos para el monitoreo de la calidad del aire, que se encuentran distribuidos en estaciones ubicadas en cuatro municipios de Risaralda.

El Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire de la CARDER se compone de siete equipos para la medición de PM10, PM 2.5, gases de tipo SO2 y NO2. Estos equipos se distribuyen dentro de cinco puntos de monitoreo, dos estaciones básicas ubicadas en Pereira y tres estaciones indicativas localizadas en Dosquebradas, la Virginia y Santa Rosa de Cabal.

PM significa material particulado (también llamado contaminación por partículas): el término para una mezcla de partículas sólidas y gotas líquidas que se encuentran en el aire. Algunas partículas, como el polvo, la suciedad, el hollín, o el humo, son lo suficientemente grandes y oscuras como para verlas a simple vista. Otras son tan pequeñas que solo se pueden detectar mediante uso de un microscopio electrónico.

Los primeros pasos encaminados a adelantar un monitoreo permanente de la calidad del aire que respiramos los colombianos se dieron en 1998 con la puesta en marcha del Proyecto de Mejoramiento de la Infraestructura del Ministerio del Medio Ambiente. Desde entonces, el Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire -SVCA- de la CARDER es la principal actividad realizada en términos de presupuesto y resultados.

En el  primer semestre del año 2000 la entidad realizó las tareas de diseño de plataformas, en el 2001 la instalación de los equipos y las primeras pruebas experimentales y en los años 2002 a 2003 se consolidó la operación del sistema. La evolución permitió obtener información del municipio de Pereira para el estudio de ciudades contaminantes.

En el año 2009, la CARDER renovó los equipos manuales por los que actualmente funcionan y recibió dos  equipos semiautomáticos entregados en  comodato con recursos provenientes del Banco Mundial, para ser invertidos en la problemática de la calidad del aire en los centros urbanos del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *